Como sabemos que la factura eléctrica no deja de subir y pensamos que no tiene sentido pagar de más, hoy explicaremos tres sencillos consejos para ahorrar en nuestro recibo. Desde la instalación de paneles fotovoltaicos en Osona hasta comprobar nuestra potencia contratada. ¡Ponlos en práctica cuanto antes y no pagues de más!

- Consumo nocturno. Consumir electricidad en los horarios de menor coste es una gran forma de disminución del gasto mensual. Debido a que las centrales eléctricas no pueden detener su funcionamiento durante la noche, siguen produciendo energía. Sin embargo, debido a la menor demanda durante estas horas, esta energía tiene un coste mucho menor para los consumidores. Aprovechar para realizar consumos elevados durante esta franja horaria puede ahorrarnos muchos euros cada mes.

- Producir tu propia electricidad con paneles fotovoltaicos. En Europa es ya una práctica habitual y en muchas zonas de España, cada vez más común. La instalación de paneles fotovoltaicos en Osona es una gran solución para reducir nuestros gastos mensuales. Además, en nuestro país gozamos de muchas más horas de luz que en los de nuestro entorno, lo que nos proporcionará una mayor eficiencia. Es una inversión, sí, pero siempre se recupera, dado que el sol es una fuente inagotable de energía. Y por supuesto al ser renovable es 100 % limpia.

- Ajustar la potencia contratada. En la factura, la potencia es un gasto que tendremos que abonar independientemente de nuestro consumo real, así que debemos estar muy atentos a nuestras necesidades y no pagar de más. Para ello, revisa las potencias necesarias para que tus electrodomésticos funcionen simultáneamente y no contrates una demasiado alta, puesto que se desperdiciará.

Desde Renowattbles esperamos que estos consejos te ayuden a reducir al máximo el dinero que gastas al mes en electricidad y nos comprometemos a asesorarte sobre cualquiera de ellos.